Todo lo que debes saber antes de tu caminata en Perú

Hacer caminatas en Perú es una de las experiencias más impresionantes que podás realizar en tu vida. 

Casi toda la sierra peruana, incluyendo valles, mesetas y cordilleras, es el escenario para circuitos con mayor o menor grado de dificultad. En estos vas a experimentar la emoción de caminar y acampar en sitios alucinantes, dotados de una naturaleza privilegiada. Imaginate estar rodeado de imponentes cañones, glaciares, picos nevados, bosques y cascadas. También, vivirás la experiencia de compartir con gente muy hospitalaria, que te harán sentir muy bienvenido, mientras pasás por poblados interesantes.

Probablemente, la caminata más famosa es el Camino Inca a Machu Picchu, sin embargo, hay muchas más opciones, todas capaces de ofrecerte vivencias increíbles. Los principales sitios para practicar senderismo en Perú son Cusco, Arequipa y Huaraz. Podés explorar la información completa de estas caminatas aquí. 

Para que saqués el mejor provecho de esta experiencia, a continuación te daremos una serie de consejos que te van ayudar a disfrutarla al máximo:

¿Cuándo se pueden realizar las caminatas?

Las caminatas están disponibles durante todo el año a excepción del Camino Inca de 4 días, que permanece cerrado durante el mes de febrero. Sin embargo, si deseás evitar la lluvia, los mejores meses serán entre marzo y noviembre. Por otra parte, en el caso del Camino Inca, las reservaciones deben ser hechas con la mayor antelación posible, pues los espacios se agotan con mucha anticipación.

Estado físico

Para alistarte para cualquiera de estas espectaculares caminatas, lo primero que debés hacer es determinar cuál es tu condición física actual. Si no estás en buenas condiciones es bueno comenzar a prepararte de 3 a 6 meses antes del viaje.

Si entrenás tus músculos regularmente y de la forma adecuada, éstos se harán más fuertes y desarrollarán más resistencia. Podés comenzar a acondicionarte caminando diariamente, aumentando paulatinamente el grado de dificultad, lo cual mejorará tu estado físico y la condición de tu corazón. También te hará bien subir escaleras y hacer ejercicios de rotación de las articulaciones. La meta es que tu corazón, los músculos de la espalda, las caderas y los pies estén fuertes, para que podás subir más fácilmente y utilicés menos cantidad de oxígeno. Esto también te ayudará a prevenir el mal de altura, del cuál te hablaremos más adelante.

Para que estés más motivado(a) es bueno que encontrés actividades que te gusten y que podás hacer con frecuencia (tres veces por semana); por ejemplo: baile, ciclismo o natación. Es importante que complementés tu entrenamiento con caminatas en las que haya tanto subidas, como bajadas.

No es necesario que te convirtás en un adicto al ejercicio, pero sí es importante que estés en forma para que disfrutés al máximo de la experiencia. La mejor frecuencia para hacer estos entrenamientos es cada dos días, ya que el cuerpo necesitará de un día de descanso para sacar el mayor beneficio de cada sesión. Antes de salir, es bueno que hagás sesiones más largas y detener el entrenamiento uno o dos días antes.

¿Qué empacar?

Otro tema importante a tener en cuenta es qué es necesario llevar y para esto debes pensar, en primer lugar, en la mochila en sí. La misma debe de almacenar de 15 a 20 litros, pero a la vez, es fundamental que sea cómoda de cargar, pues conforme se avanza, los gramos pueden parecer kilos, así que te recomendamos que sea ergonómica. También es bueno que tenga correas de pecho y de cintura para que el peso se reparta por todo tu tronco y no recaiga sólo en los hombros. Si es posible, probala en la tienda con carga, para ver cómo la sentís. Otra característica muy deseable es que sea fácil de ponértela y quitártela. Es muy útil que tenga bolsillos laterales para objetos pequeños. Te recomendamos, además, llevar un impermeable para cubrir la mochila o bien una bolsa de basura en su interior.

Si llevás equipaje adicional es posible contratar, por un costo adicional, un porteador extra para que te lo cargue (consultanos sobre las condiciones de este servicio para cada caminata específica).

Preparar bien la mochila

Vas a caminar durante varios días (depende de la caminata que escojás). Las jornadas son largas y cansadas, por lo que debés llevar únicamente lo necesario. 

Dependiendo del recorrido que vas a hacer y la época del año en que lo vas a realizar, el clima y la temperatura pueden ser diferentes. Una vez que hayás escogido la caminata que vas a hacer, con mucho gusto en Getaway Store te podemos asistir mejor respecto al tipo de ropa que vas a necesitar. Sin embargo, a grandes rasgos, éstas son algunas cosas que debés contemplar:

Tu comodidad va a ser muy importante, por lo que te recomendamos el uso de pantalones holgados y de preferencia largos. Por otra parte, es muy seguro que en el día hará un sol intenso y por las noches frío, por lo que es esencial que llevés protección para la cabeza, tanto para el sol, como para el frío, así como guantes y ropa abrigadora. Si es época de lluvia es necesario que llevés una capa.

En cuanto a los zapatos, es muy importante que éstos sean especiales para caminar, en muy buen estado y de calidad (no se puede correr el riesgo de que se rompan, pero tampoco deben de ser nuevos). Los mismos deben permitir la movilidad de los dedos (en la caminata los pies se hinchan), tener buena transpiración y con suela gruesa y antideslizante. Es bueno ponerles plantillas especiales a los zapatos y usar medias especiales, preferiblemente de micro fibra o lana. También te aconsejamos que llevés unos zapatos tipo crocs para relajar los pies. 

Llevá un bastón para la caminata. El mismo será de gran utilidad tanto en las subidas, como en las bajadas; te ayudará a impulsarte y a controlar los resbalones. Si llevás dos, tendrás un mejor equilibrio y se reducirá el esfuerzo y tensión en las rodillas; aunque algunas personas prefieren tener una mano libre. Podés llevarlo desde Costa Rica o comprarlo allá, pero debés tener presente que debe tener protectores de plástico en las puntas, de lo contrario, no te permitirán utilizarlo.

La siguiente sería una lista más completa de lo que te recomendamos llevar:

  • Mochila adecuada para los días de caminata y cobertor de lluvia
  • Buenos zapatos para caminar con buen apoyo para el tobillo
  • Suficiente cantidad de medias para caminar
  • Ropa liviana para la caminata: sombrero, pantalones holgados y polos o camisas ligeras
  • Ropa abrigadora para noches frías como camisas de manga larga, abrigo, gorro y guantes
  • Capas de ropa adecuada, incluyendo la ropa interior térmica
  • Sombrero y/o pasamontañas para protegerse del sol y del viento
  • Protección solar para los ojos y el rostro (lentes de sol, bloqueador solar FPS alto)
  • Chaqueta y pantalón impermeables
  • Toalla, pañitos húmedos, papel higiénico, alcohol en gel y demás efectos para la limpieza personal 
  • Linterna de bolsillo, con baterías de repuesto
  • Bolsa de dormir (si lo preferís, para tu comodidad te la podemos rentar allá)
  • Bastones con puntas de goma
  • Repelente para insectos
  • Botiquín (un par de vendas, crema para el dolor muscular, pastillas para el mal de altura, fiebre y malestar estomacal)
  • Pastillas o gotas para purificar el agua 
  • Dinero extra en denominaciones pequeñas 
  • Pasaporte

Recomendable:

  • Cámara ligera y resistente, recordá llevar baterías de repuesto
  • Snacks como barras energéticas
  • Caramelos para la garganta
  • Revestimiento térmico para la bolsa de dormir
  • Tapones para los oídos
  • Zapatos de repuesto
  • Papel y lápiz, juego de cartas o libros
  • Mapa o un libro de guía para el camino que escojás hacer

Consideraciones sobre el mal de altura

El mal de altura es un malestar físico que se experimenta en lugares de gran altitud debido al aumento de la presión atmosférica. Su inicio es repentino y comienza como algo leve, pero si sus síntomas no son tratados se agravan y puede convertirse en mal agudo de montaña. Si te llega a dar, es importante reconocer en qué fase se encuentra: leve, moderado o severo.

Empieza con dolor de cabeza, sensación general de malestar, falta de energía, falta de apetito y sueño. Tiene un efecto deshidratante, lo cual se puede controlar tomando un litro de agua y un analgésico suave. Si el dolor de cabeza desaparece y no hay otros síntomas, era sólo que el cuerpo estaba necesitando líquido. En su faceta de leve, el mal de altura es soportable y con descanso se puede controlar.

El mal de altura moderado es más incomodo y desagradable pues se presenta con vómitos, dolores de cabeza fuertes y falta de energía, incluso después de haber descansado.

Cuando llega a la fase de severo, que puede desarrollarse si se ignoran los signos previos, puede implicar la ataxia (pérdida de la coordinación muscular y el equilibrio) y puede producir: confusión, agresión, tos, rigidez o congestión pectoral, expectoración de sangre, disminución del estado de conciencia o aislamiento de interacción social, tez pálida o grisácea, incapacidad para caminar en línea recta y dificultad respiratoria en reposo.

El mal de altura y la progresión de sus síntomas pueden prevenirse. Eso sí, debe combatirse oportunamente tratando las manifestaciones cuando aparecen, en vez de ser ignoradas. Algunas recomendaciones son las siguientes:

Antes de la caminata:

  • Antes de iniciar la caminata estarás primero en Cusco. Te sugerimos estar bien hidratado, incluso antes de llegar, así como durante el resto de tu viaje.
  • Una vez que llegués a Cusco debes tomar con calma las primeras horas para que tu cuerpo se adapte a la altura.
  • Las primeras comidas deben ser livianas. 

Una vez en la caminata:

  • Ascendé la montaña gradualmente, descansando y siguiendo las indicaciones del guía.
  • Si te llegás a sentir mal, dormí a una altura más baja y sobre todo, aprendé a reconocer los primeros síntomas.
  • Consultá a tu médico si existen fármacos que puedan ayudarte a acostumbrarte a mayores alturas.
  • Al escalar mantenete bien hidratado, evitá el consumo de alcohol. 
  • Consumí comidas ricas en carbohidratos.

Si se llegaran a presentar los síntomas:

  • Descansá, tomá mucha agua y no ascendás más hasta que desaparezcan las manifestaciones.
  • Si seguís sintiéndote mal o tenés complicaciones, debés descender y regresar.

El consumo de hojas de coca también puede ayudarte mucho. Las mismas son utilizadas desde hace miles de años en los Andes y son una parte muy importante de la cultura alto-andina. Cabe señalar que no es una droga alucinógena; la hoja de coca posee proteínas vitaminas y minerales que la convierten en una excelente opción nutritiva, con propiedades medicinales muy reconocidas y comprobadas. Su efecto analgésico ayuda a disminuir los síntomas de la altura, tales como dolor de cabeza y la fatiga.

Ultimas recomendaciones

Dosificá tu ritmo

El camino es largo, así que no debés intentar ser el primero. Tenés que ser muy consciente de donde están tus límites y no es necesario «poner toda la carne en el asador» en los primeros 10 kms. No te preocupés, pues es normal que el grupo completo llegue al final de cada una de las etapas hasta con horas de diferencia. Así que no pasa nada si llevás tu propio ritmo, no te olvidés de que al día siguiente hay más.

Disfrutá y compartí con el grupo

En estas caminatas podrás compartir vivencias con gente de otros países, así como con los guías y el staff local. Puede ser que te planteés el trekking de una manera más individualista, pero la verdad le restarías mucho valor a la experiencia. Al menos en las comidas y en las cenas compartirás con ellos y acabarás creando una pequeña familia que es lo que hace de este viaje algo tan maravilloso. Así que no te negués a disfrutar de la aventura y de todo lo que experimentarás, pero tampoco de la gente que te acompañará en esta travesía.

Inspirate

¿Pensando en tu próxima aventura? Conocé nuestras recomendaciones, novedades y destinos en tendencia para que vivás unas vacaciones increíbles.

¿Por qué Getaway Store?

  • Servicio Excepcional
  • Siempre estamos a la mano
  • Respaldo y Garantía
  • Cuidamos tu Inversión

Esta es nuestra razón de ser:

'He salido varias veces del país con Getaway Store y están super recomendados. Cumplen con lo que prometen, nunca me han quedado mal y siempre están pendientes del cliente aún estando en otros países. Son super responsables.'

- Jeannette Fonseca Gonzalez

Ver más

¡Tu aventura comienza con un solo paso!

Suscribíte a nuestro Boletín y siempre estarás enterado de nuestras mejores ofertas y recomendaciones.

Suscribirme

Contactanos

Dirección:

300 este de la Clínica Jerusalém, Local #4, San José, Guadalupe. Ver en Google Maps

Teléfono:

+(506) 2245-4500

Redes Sociales:

    Mapa del Sitio | Política de Privacidad. 
    Getaway Store Costa Rica. Todos los derechos reservados © 2020.